Erik Axl Sund: “Escribimos sobre cosas que nos conmueven o nos aterrorizan”.

Son la nueva sensación del noir escandinavo, se llaman Erik Axl Sund y componen sus thrillers a cuatro manos. Ya está aquí la vuelta de tuerca en clave psicoanalítica al género negro que ha revolucionado Europa. 

Persona_portadaPacientes extraños, niños difíciles, amor y locura, todos estos elementos están en PERSONA, la primera parte de la trilogía Los rostros de Victoria Bergman. Un viaje a las profundidades de la mente humana que ha vendido más de 3 millones de libros y el contundente debut de Erik Axl Sund. Escalofríos garantizados. Tiemblen, lectores. 

¿Y quién se esconde tras está firma? El  peculiar tándem formado por los escritores suecos Jerker Eriksson y Håkan Axlander Sundquist. Misteriosos, polifacéticos y con aires profundamente ‘cool’, los dos provienen de la cultura underground  sueca y han compartido carrera musical. Ahora, los artistas se dedican a jornada completa a la literatura en una galería de arte de Estocolmo que han transformado en estudio, aunque insisten con algo de nostalgia que en la música siguen encontrando una forma más directa de comunicar con el público“.

¿Pero quiénes son realmente estas rockstars literarias? ¿Cómo empezó este viaje al fin de la noche? ¿Cómo es el proceso creativo de escribir en pareja?  ¿De dónde sale la rabia y la violencia de sus thrillers? ¿Por qué el psicoanálisis?

erik_blanco_negro

Para responder a estas preguntas y mientras esperamos con ansía la llegada de TRAUMA, la segunda entrega de Los rostros de Victoria Bergman, os traemos al blog de Roja & Negra una parte del encuentro que tuvieron los autores en el celebre festival La comédie du Livre de MontpellierAtención, Erik Axl Sund al habla.

¿Cómo se hace para escribir en pareja? ¿Cómo surgió la idea?

Normalmente tenemos la costumbre de darle la vuelta a la pregunta y preguntarnos: ¿cómo se hace para escribir solo? Cuando tienes una banda de música, por ejemplo, se toca entre 3, 4 o 5 personas. Nosotros venimos de la música y cuando escribimos utilizamos un proceso creativo muy similar. Otra cosa muy positiva de trabajar a dos es que se tiene acceso a dos cerebros, además de a un crítico y a un editor enfrente de ti durante todo el proceso. Lo único malo de trabajar en pareja es que hay que compartir el dinero con otra persona.

En vuestra trilogía hay momentos realmente terroríficos, casos de muertes de niños y pedófilia… Aunque os habéis extrañado mucho cuando os hemos calificado de “escritores sádicos”. ¿Por qué?

No estamos hechos para el sadismo… Escribimos sobre cosas que nos conmueven o nos aterrorizan, y nuestra historia trata sobre un verdadero depredador. Ha sido un proceso muy duro, ya que hemos tenido que buscar y escarbar en nosotros mismos para las encontrar respuestas.

fotonoticia_20150518150607_644

Hay muchos asesinatos y violaciones de niños… ¿Os habéis inspirado en casos reales?

Sin querer hablar mucho de nuestra intimidad, los dos tenemos un pasado. Empezamos a escribir en 2008 cuando estábamos ambos en un estado muy depresivo. Sentíamos que queríamos llegar al fondo de nuestros problemas personales y aquí el resultado. Debido a esto, en el primer libro, PERSONA, se siente mucha rabia y frustración ya que eran los sentimientos que había en nosotros en ese momento. En cambio en el segundo libro, TRAUMA,  reflexionamos sobre todo lo sucedido en el primero y por eso es mucho más analítico.  Es solo durante la escritura del tercer libro, cuando nos dimos cuenta que la trilogía había sido una forma de terapia, de ahí su título: CATARSIS.

Hay algo curioso en vuestras novelas y es que los depredadores, los pedófilos, son gente instalada en la sociedad sueca. Por ejemplo, gente que está en el poder. ¿Por qué?

Ha habido muchos casos en Suecia de gente muy bien situada en la sociedad y queríamos romper con esa imagen idílica de nuestro país. Por supuesto, no es algo exclusivo de la sociedad sueca,quizás es simplemente más fácil para la gente de las altas esferas conseguir esquivar a la justicia en este tipo de asuntos.

Otra cosa muy aterradora de vuestras novelas, y que ocurre igual hoy que hace treinta años, es que los niños son criaturas totalmente indefensas frente a este tipo de depredadores…

Buena observación. A nosotros lo que nos preocupa es el bucle que se observa en estos casos. Muchas veces las víctimas de abusos tienen tendencia a convertirse en verdugos, es un círculo vicioso muy peligroso que hay que intentar romper. Con ello no queremos decir que todas las víctimas se conviertan en asesinos, pero en algún punto de su vida, el verdugo casi siempre ha sido una víctima.

En nuestra historia,  todo empieza con Victoria Bergman y los abusos que sufría cuando era una niña… Entonces, nos dimos cuenta de que un niño africano de Sierra Leona podía tener más en común con Victoria que sus compañeros de colegio. En ambos casos, son niños que se crean otra personalidad para protegerse de todo aquello que no pueden soportar de la realidad. Es un modo de autodefensa muy humano que nos ha parecido muy interesante explorar en esta trilogía.

Se ha hablado mucho de la violencia del libro y de las escenas de pedofilia. ¿Os habéis puesto límites? ¿Os habéis planteado esto no lo puedo escribir?

La realidad siempre supera la ficción… Por ejemplo, en la primera escena de nuestra novela PERSONA vemos la escena de un niño encerrado en una habitación, esto nos remite a una noticia de hace unos años de un niño austriaco que vivió secuestrado en un cuarto durante 20 años. El joven de nuestra novela está encerrado mucho menos tiempo comparado al de este terrible caso. Por eso decimos que la realidad supera siempre con creces la ficción…

Hemos hecho mucha investigación de casos reales para la trilogía, de hecho fue nuestro editor el que nos pidió que elimináramos muchas escenas por ser demasiado violentas. Pero es la realidad, y son cosas que han pasado. Se ve que puedes leer sobre este tipo de asuntos en el periódico pero no en una novela, es demasiado…

¿Queréis seguir escuchándoles? ¡Aquí os dejamos el encuentro al completo!

 

 

Deja tu comentario

Por favor completa el campo requerido.

Por favor completa el campo requerido.

El código ingresado es incorrecto.