Una tumba acogedora

Sinopsis

La fulgurante carrera como policía de Lincoln Perry, y su vida amorosa, acabaron en el mismísimo instante en que Lincoln abandonaba el parking de un exclusivo club de campo dejando tras de sí la figura maltrecha y sangrante de Alex Jefferson,uno de los abogados más prominentes de la ciudad, y amante de su prometida Karen.

Ahora Jefferson está muerto y Lincoln es el primer sospechoso de la policía. A Karen, sin embargo, no parecen importarle las sospechas que alberga la policía sobre su ex y le hace un encargo delicado. Un encargo difícil de aceptar, pero imposible de rechazar: encontrar al hijo descarriado de Jefferson, Matt, heredero de la fortuna del millonario. El caso, piensa Lincoln, es de lo más sencillo: basta con localizar a alguien que no quiere ser localizado, como tantas otras veces; y el pago que ofrece pagar Karen, al contrario de otras tantas veces, es desorbitado y muy, muy jugoso. Además, el encuentro, se imagina Lincoln, será de lo más rutinario: informar Matt de la muerte de su padre y de la cuantiosa herencia que le corresponde, musitar alguna que otra palabra de pésame hueca, subir a la furgoneta y volver a casa. Sin embargo, el único vehículo que va a pisar Lincoln después de localizar por fin a Matt es el coche de policía. El hijo de Jefferson tampoco verá el dinero de su padre desde su bolsa para fiambres.

En Una tumba acogedora, Michael Koryta explora hasta qué lejos puede llegar un hombre desesperado para limpiar su nombre y resolver un crimen.

Leer primer capítulo